Asesoramiento Jurídico Gratuito

ASESORAMIENTO JURÍDICO GRATUITO:

GUADAPAMAS ha habilitado un correo electrónico: abogadoguadapamas@gmail.com para aquellas personas que deseen efectuar una primera consulta jurídica relacionada con su separación/divorcio. Dicha consulta será respondida por el Departamento Jurídico de la Asociación a la mayor brevedad posible.







miércoles, 21 de noviembre de 2018

El Día Internacional Del Niño, y el 3SN.



Una vez más por estas fechas, el sábado 17 se celebró en Madrid una concentración por la Custodia Compartida (Noticia).

Pero este año ha pasado de ser una simple manifestación de apoyo a la Custodia Compartida, a ser algo más organizado y con un objetivo más definido, hasta en su nombre: “I Marcha Estatal por los Derechos de los Niños”, con un eslogan muy claro: “¡Ningún Niño sin sus padres!

En este caso, uno de los principales organizadores era el “Movimiento Femenino para la Igualdad Real”, y contaba con el apoyo de multitud de pequeñas Asociaciones de cada rincón de España.

Tal vez la mayor diferencia con otras concentraciones ha sido una puesta en contexto de un problema que, realmente, es mucho más amplio que la insoportable carencia de una Ley por la Custodia Compartida.

Debido a la particular situación en España sobre lo que es la “ideología de género”, en combinación con la Ley Integral de Violencia de Género, al hablar de la Custodia Compartida hemos intentado mantener la Custodia Compartida como un asunto aparte… ante los virulentos ataques de esta ‘ideología’ que ha llegado a proponer que la Custodia Compartida es, en sí misma, una forma de violencia hacia las mujeres.

Ese es el nivel de estupidez que se ha alcanzado. Estupidez pura y dura, aquilatada, que goza haciéndose pública, creyente de que su fe en la religión de género es la única fe verdadera.

Y contra este fenómeno, que es Global, hay que hacer frente: La estupidez hay que combatirla.

Si no lo hacemos, las estupideces omnipresentes podrían ser aceptadas, bajo la dictadura del Pensamiento Único, y lo Políticamente Correcto. Ya estamos, desde hace tiempo, sufriendo ataques por supuestos grupos democráticos, que no toleran que se pida la derogación de la LIVG (Cadena Ser: PSOE Y Podemos).

En este contexto de una mayor organización, ha surgido el concepto de 3SN: Literalmente, “el tercer sábado de noviembre” como un icono reconocible en cualquier entorno y en cualquier idioma. Un icono y una fecha con la que estructurarnos, alrededor del Día Internacional de los Derechos del Niño, para poder mostrar un rechazo internacional ante el adoctrinamiento de la ideología de género, y luchar por la Igualdad Real.

En esta pequeña Asociación siempre hemos defendido que la Custodia Compartida es una de las medidas más evidentes para equiparar Derechos y Obligaciones entre los progenitores, siempre pensando en lo primero: El Derecho del Niño a relacionarse con ambos.

Esa es la verdadera Igualdad: Tener los mismos Derechos y Obligaciones.

Si queremos lograr la Igualdad de Derechos y Obligaciones, lo primero es hablar, hablar claro y conciso: transmitir lo que se quiere difundir, y exponer los ataques a la Igualdad, vengan de donde vengan.

Afortunadamente, la gente parece estar despertando. El nivel de Adoctrinamiento impuesto desde los medios ha sido tan espeluznante que la gente está cambiando su actitud de incredulidad/sorna hacia la de un rechazo simple y claro.

En la manifestación del sábado había muchas abuelas: Abuelas que han perdido el contacto de sus nietos, y en algún caso el de sus hijos; Hermanas, que han perdido a sus sobrinos, y en algún caso a sus hermanos; pero también había otras mujeres, esposas, hijas… que iban junto a los abuelos y hermanos…. Al igual que padres que iban destrozados porque no pueden ver a sus propios hijos…. Porque hay unas Leyes que se utilizan no para buscar una Igualdad en la Sociedad, sino para perpetuar diferencias y crear conflictos.

Esta Asociación os anima a difundir el concepto de 3SN. Como bien se dijo en la concentración, debe ser un movimiento internacional.








jueves, 24 de agosto de 2017

Caso Juana Rivas: Manipulación de la Justicia.

Juana Rivas tenía ordenado por la Justicia presentarse al Juzgado el pasado lunes 21. Desobedeció, y era la segunda vez, desde que permanecía huida y sin entregar a los niños al Padre como tenía ordenado.
Sí se presentó ‘voluntariamente’ el martes 22, al día siguiente, sabiendo que sería detenida, y puesta a disposición del Juzgado de Guardia.
Para demostrar la manipulación de la Justicia, quiero comentar lo que pasó en ese Juzgado.
La Fiscalía, que tiene la obligación de mirar por el bienestar de los niños, cumplió con su deber y pidió la prisión incondicional y sin fianza, después de que Juana Rivas se negase a decir dónde están los niños. No tengo ninguna duda de que es una petición ajustada a Derecho, y evidentemente se ajusta al Sentido Común: una mujer prófuga que mantiene retenidos a unos niños en incumplimiento de una Sentencia Firme, niños que no se sabe ni donde ni cómo están, no debería quedar en libertad. La obligación del Fiscal y del Juez debe ser confirmar que están bien y que se cumpla la Sentencia de restitución.
Se ha publicado (ver) que la Juez competente del caso (quien había declarado el mes de agosto hábil para dar salida a este caso), quería que de no ser entregados los niños, la madre debería ser puesta en prisión. Es decir, la Juez competente y el Fiscal mantenían un mismo criterio, que es Ajustado a Derecho, y en nuestra opinión al Sentido Común.
Pero el Juez de Guardia, el que Juana Rivas sabía que le escucharía ‘humanamente’, la dejó en Libertad provisional sin fianza, sin haber visto a los niños, sin saber siquiera si están bien (más allá de lo que dice la secuestradora, y aunque el Fiscal quiera verlos), y sabiendo que no tiene forma de recuperarlos si se vuelve a esconder.
Y lo hizo en contra del criterio de la Fiscalía y de la Juez competente del caso.
Y a las puertas del Juzgado, la secuestradora decía a los medios, delante de la policía, que se iba a su casa a abrazar a los niños… Repito: lo decía delante de la Policía que tiene que encontrar a esos niños.
Avergonzante.
La obligación de los Jueces es velar, siempre, por el bienestar de los niños.
La señora Juana escogió Juez, el que le favorecía. Y el Juez se prestó a manipular la Justicia. Porque aunque su Auto pueda estar ajustado a Derecho, desde luego su actuación es injusta y perjudicial para los niños.
Creo que merece la pena recordar que tenemos una Administración de Justicia, que en teoría intenta otorgar Justicia basada en Derecho.
Este Juez se ajustó a Derecho para no administrar Justicia, sino actuar sobre todo como Administración, y contribuir más a la demora de este caso.
El Convenio de la Haya que rige este caso establece un plazo máximo de 6 semanas para la restitución de los menores a su país de residencia habitual. Este plazo viene dado porque el bienestar de los niños exige una restitución lo más rápida posible. Desde la primera Sentencia, el 14/12/16, han trascurrido casi 9 meses, y este Juez se prestó ‘humanamente’ a demorarlo aún más, simplemente porque no le importa en absoluto los niños a los que no vio.
Estamos viendo una manipulación mediática sin precedentes.
Y mientras la Justicia está siendo enormemente presionada, no solamente el CGPJ no sale en su defensa, que es su obligación, sino que asistimos perplejos a posicionamientos de partidos a favor de una persona que está incumpliendo reiteradamente Órdenes y Sentencias Judiciales.
Más lectura:
  1. La Asociación de Jueces para la Democracia ha tenido que emitir un comunicado denunciando las presiones a la Justicia (El Mundo, El Pais).
  2. La Asociación Contra la Sustracción de Menores alerta del peligroso precedente que se crearía si se consiente que se incumpla la Ley al respecto y no se devolviesen los niños al padre (ver).

viernes, 11 de agosto de 2017

Caso Juana Rivas: Como se hacen las cosas bien. (1/2)


Creo que visto lo visto, debe explicarse como Juana Rivas podría haber hecho las cosas bien, para dejar claro lo mal que lo ha hecho, y sus intenciones.
El punto de partida: una pareja que vive en Italia, tienen dos niños, y se quieren separar. Él es Italiano y ella Española. En 2009 él tuvo una Sentencia a tres meses por lesiones leves tras una denuncia (cruzada entre las partes) de Violencia de Género. Pero la pareja se rehízo en pocos meses, y convivieron durante años después, teniendo un segundo hijo en 2014.
En 2016, con los niños con edades de 2 y 10 años, la pareja se quiere separar.
Haciendo bien las cosas, esa pareja va al Juzgado de su lugar de residencia, y afrontan la separación como cualquier otra pareja. Y dentro de ese Juzgado, se debe resolver todo el asunto, Custodia de los hijos, separación o división de bienes, etc…
Fácil. Si se hubiese hecho así, como ocurre en miles de parejas, no habría alarma social.
Si, como pretende ahora Juana Rivas, hubo maltratos durante esos años, evidentemente se tenían que haber denunciado y tratado en esos mismos Juzgados. Pero no lo hizo.
Lo primero que una persona aprende cuando tiene la desgracia de tener que ir a un Juzgado, es que tiene que ir al de su lugar de residencia, y no puede buscar y elegir el que crea que más le convenga. Y Juana Rivas, que ya había ido a un Juzgado, sin duda lo sabía.
Una persona puede empatizar pensando en que, haciendo las cosas bien como es este supuesto, Juana Rivas debería elegir entre vivir en Italia para siempre y estar con sus hijos o volverse a España y verles mucho más ocasionalmente. Cierto. Pero eso es una situación de esa familia concreta, a la que ambos han llegado por las decisiones que ambos, mayores de edad y conscientes, han tomado.
Digo ‘mayores de edad y conscientes’ intencionadamente, ya que parece que hay quien pretende apoyar a Juana Rivas como si no hubiese sido, durante toda su vida, consciente o responsable de los pasos que ha dado en su vida, y de lo que eso puede conllevar. Casos como este ocurren todos los días. Solo hay un componente internacional, que en realidad no es muy diferente a una pareja que se separa en Madrid, y uno de ellos es, pongamos, de Canarias.
Es notable lo poco que hay que comentar, si se considera que se hubiesen dado los pasos correctos: sería una separación normal.
Lo único a recordar, para los menos familiarizados en esto: No se elige el Juzgado: es siempre el Juzgado de la localidad donde reside la familia.

Caso Juana Rivas: Haciendo las cosas rematada e intencionadamente mal. (2/2)

Pero en este caso, Juana Rivas quiso jugar con ventaja, y poner de partida al Padre en una posición de indefensión. Y, por supuesto, separar a los hijos del padre sin más.


En julio de 2016, tras el curso escolar en Italia, se trajo a los niños a España diciendo al padre que eran unas vacaciones, pero sin intención de regresar a Italia. Según su propia versión de la madre, a los pocos días puso en España una denuncia por Violencia de Género.
Sin ningún lugar a dudas sabían que no podía ser tramitada, pues la residencia de la familia es Italia. Pero eso, claro, se le obligaba a demostrarlo al Padre. Y el Padre sabía que de venir a España sin demostrarlo se arriesgaba a pasar por el Calabozo y a un juicio que podía terminar de cualquier manera. En cualquier caso, tendría una orden de alejamiento preventivo, y no vería a los niños.
Pero el padre inició el procedimiento para demostrar que la residencia de los niños es Italia, y lo ha ganado.
Un receso para evaluar: El padre se mete en un lío procesal internacional simplemente para poder estar con sus hijos. La madre genera el proceso con malas artes, engañando al padre para traer los niños a España, y denunciando lo que sabe que no puede ser tramitado como medida coercitiva. Creo que dice mucho de cada uno.
El proceso del padre es según el Convenio de la Haya, Revisión Bruselas II bis. Y simplemente sirve para, dejando de lado las Jurisdicciones de cada país en un caso así, determinar donde reside la familia, y por lo tanto, donde está el Juzgado que debe tratar la separación de los padres y la custodia de los niños.
Y según este Convenio, la familia reside donde residen los niños antes de la retención denunciada: Donde ambos padres le apuntaron al colegio, donde iba al médico, etc…. Esto es lo que se ha juzgado, y por supuesto ha concluido que vivían en Italia, y que deben volver allí.
La madre no ha podido alegar más que el episodio de 2009, e instrumentalizar la Justicia y los medios poniendo denuncias nuevas de maltrato… donde no existe Jurisdicción para ello.
La manipulación por su parte (y su equipo legal) y de los medios ha sido abrumadora. El victimismo continúo y uso de los medios y los procesos no tiene parangón. Hoy, en El País, al comentar las críticas de la Audiencia de Granada a la forma en que han estirado los plazos, se comentaba el ejemplo de que se presentaros recursos ¡89 días! después del plazo, cuando la Sentencia ya era firme.
Confiamos en que el TC no acepte la petición de esta Señora. Si algo ha demostrado es que afronta la separación de una manera donde lo que menos le importan son sus hijos, donde los procedimientos judiciales los ignora a su voluntad (y parece que se le consiente, lo que es grave), y que solo entiende y acepta lo que le da la razón y le gusta.
Le guste o no, los niños tienen un Padre, y tienen derecho a estar con él, como él de estar con ellos.
Le guste o no, no puede elegir donde se discute su caso.
Le guste o no, debe ser responsable de sus actos. Todos. Exactamente igual que cualquier otro ciudadano. Si no se ha presentado al Juzgado cuando se le ha ordenado, deberá pagar las consecuencias. Si incumple la devolución ordenada, deberá cumplir la Sentencia que pueda imponerse por secuestro.
Y ni el TC puede aceptar a trámite el recurso que parece va a presentar, ni el Gobierno puede plantearse un indulto.
Al revés, las Instituciones deben dar ejemplo. Hay un Convenio Internacional que respetar. Hay que castigar a quien se salta la Ley y las Sentencias, como está haciendo Juana Rivas, y dado lo mediático del caso, esto debería ser ejemplarizante.
Pero lo que hemos visto no es esperanzador. Viendo las posturas de Mariano Rajoy, de Susana Diaz  y otras personalidades. De hecho, es vergonzoso saber que son fondos públicos los que están pagando el proceso de esta persona que incumple las Sentencias, mientras vive con una pensión también que pagamos todos.
Vergonzoso es poco.
El Derecho de los niños a relacionarse con los padres está en el Convenio de la Haya y en la Legislación Española. ¿Quién lo está vulnerando? Juana Rivas. Intencionada y claramente. ¿Quién ha mantenido una postura de búsqueda de acuerdo, y propuesto contacto e incluso Custodia Compartida? Francesco, el Padre.
Por el bienestar de los niños: Que se cumpla la Ley y la Sentencia. Que los niños vuelvan YA a Italia con el Padre, y que ambos tramiten allí su separación de una vez.

lunes, 7 de agosto de 2017

Juana no está en mi casa. Francesco, Gabriel y Daniel están en mi mente, y les deseo lo mejor.

Actualizado: 8/8/17

Este caso ha sido muy mediático, y tiene ciertos aspectos que me llaman la atención por motivos personales. No pensaba tratarlo, pero desde que veo que el Padre ha ofrecido una Custodia Compartida, me siento legitimado a hacerlo, sobre todo porque la forma en que ha saltado a los medios resulta un cúmulo de atropellos al Sentido Común.
De hecho, tengo el convencimiento de que este caso es un ataque directo a la Custodia Compartida. Ya hemos publicado que la Custodia Compartida ha ido creciendo en España en pocos años, hasta alcanzar el 25% a nivel Nacional en 2015.
Pero también está subiendo el nivel de virulencia contra la Custodia Compartida, por unos grupos de presión bien definidos. Este caso de Juana Rivas y Francesco Arcuri es un intento de conseguir que un título de ‘Maltratador’ suponga de facto que no se tiene derecho de tener acceso a ver a tus propios hijos… aunque hayan nacido años después del supuesto maltrato.
Y como es un ataque al Sentido Común y a algunos Principios Jurídicos, me he decidido a escribir este post y comentarlo.
Hace unos 20 años vivía en EE.UU., y allí asistí a un debate social y Jurídico de infinita más solvencia y calidad que la farsa que está teniendo lugar aquí con este caso. Y el ejemplo permite ilustrarlo y que todo el mundo puede empatizar, sea hombre o mujer:
El caso trataba de un pedófilo condenado por varios abusos. Fue entrevistado cuando estaba a punto de cumplir su condena, y en la entrevista reconoció que ‘no se sentía curado’. En otras palabras, que iba a salir de la cárcel y no podía ‘garantizar’ que no volviese a reincidir en el delito por el que estaba cumpliendo prisión.
El caso saltó a los medios porque hubo algún grupo que pedía que se le mantuviese en prisión (y algún medio que se hizo eco de esa petición).
Pero el debate se zanjó desde las instituciones muy rápidamente, recurriendo a los Principios Jurídicos sobre los que se basa cualquier Democracia Occidental: Esa persona fue condenada por unos delitos en un Juicio con Garantías. Al cumplir la condena saldaba su deuda con la Sociedad, y volvía a gozar de todos los Derechos Constitucionales, como cualquier otro ciudadano. Por supuesto, no se puede mantener a alguien en prisión ‘como medida preventiva’, por si comete un delito… en el futuro: Se penalizan los delitos, no la posibilidad de cometerlos.
Y tras zanjar de una forma tan clara y sencilla el debate, este se recondujo a ver como se protegían los Derechos de padres y niños que podían ‘estar a riesgo, por vivir próximos a una persona de dicho perfil, que ciertamente entraña un riesgo’.  Aquello concluyó con la creación de un registro de Pedófilos y donde viven, registro que puede ser consultado por la población libremente. Este tipo de solución se ha implantado en otros países, y no solo para pedófilos.
Resumo: Se llegó a una solución donde se respetan los Derechos de todas las personas, y donde los Principios Jurídicos se respetan desde el principio…. Respeto que impusieron en primer lugar las Instituciones de EE.UU. Y todo mientras se hablaba de un delito, pedofilia, que no es menos execrable que el tema que nos ocupa.
Pero esto fue allí, en EE.UU. Aquí, da vergüenza decirlo, oímos al Presidente del Gobierno insinuar que las Sentencias se cumplen según sea el caso, y los Principios Jurídicos, bueno, parece que no entiende ni siquiera el concepto.
Puedo creerme o no la versión de Francesco sobre el episodio de mayo de 2009 según la cual él aceptó la condena de 3 meses para evitar no ver a su hijo Gabriel, al que él en persona estaba cuidando en papel de ‘amo de casa’ durante ese plazo de 3 meses o más.
Pero le crea o no, es simplemente indiferente. Jurídicamente cumplió su condena, y tiene restituidos todos sus Derechos. Sus hijos, por cierto, nunca han perdido su Derecho a ver a su padre, derecho que la madre está vulnerando, ahora en contra de una Sentencia.
Tener que oír, como justificación al secuestro de los niños por parte de la madre, que en 2009 tuvo una condena por Violencia de Género, y de que eso le inhabilita para tener siquiera derecho a optar por la Custodia de sus hijos…. Incluso del pequeño Daniel, que nació en 2014, 5 años después del supuesto episodio de violencia, es simplemente una burla al Sentido Común, potenciada por quienes persiguen que con solo la etiqueta de ‘maltratador’, no importa cuando, un hombre sea inelegible para la Custodia Compartida, independientemente de cualquier otra condición, o dedicación y compromiso que haya mostrado hacia sus hijos.
La aberración es increíble. Pero es intencionada.  Que haya señoras que pongan un cartel diciendo que Juana Rivas está en su casa no es de extrañar, viendo la manipulación evidente y vergonzante con que los medios han estado tratando este tema (algunos parecen empezar a corregir, visto el volumen de críticas).
Pero tener que escuchar a la Sra. Susana Diaz, al Sr. Mariano Rajoy ponerse de parte de la madre cuando las Sentencias le empiezan a ir en contra (Noticia1, Noticia2), saltándose toda la Legalidad y concepto de Institución, mientras vulneran el Principio Jurídico tan básico que he comentado es simplemente bochornoso, repugnante, y digno de recordar a la hora de votar.
Ver a los medios manipular los titulares, tergiversar y mentir es casi cotidiano y parte de la ingeniería social que se está haciendo sobre este tema. Pero se debe combatir: que no sean los únicos que expresan su ‘verdad’ como si no se pudiese ni contestar (leer esta noticia).
Pero saber que hay dos niños, Gabriel y Daniel, que no han visto a su propio padre, LO QUE ES SU DERECHO, porque la madre lo impide y que ni los Tribunales de España, ni las instituciones, ni los medios, hagan ni siquiera una simple mención sobre este hecho tan básico, simplemente demuestra que el tan cacareado ‘el bienestar de los niños es la consideración suprema’ no es más que una frase vacía que sirve para los impresentables que cometen los atropellos puedan lavarse la cara ante los bienpensantes.
Este caso ilustra a la perfección el mercadeo que hay sobre la Ley Integral de la Violencia de Género: La madre vino a España en 2016, y puso a los tres días la denuncia aquí, sabiendo sin duda que no tenía Jurisdicción… pero confiando en que el circulo mediático que impera aquí le permitiese salirse con la suya, en contra del Derecho de los niños, del padre, y del Convenio de la Haya, que rige estos casos.
Si los grupos que sustentan esta atrocidad se salen con la suya, vamos a ver colas en los juzgados, donde cualquier mujer pondrá una denuncia por violencia a su pareja…. A modo de salvaguarda…. Aunque luego vivan juntos y felices durante años, aunque el hombre demuestre haber cuidado él personalmente a los niños, como amo de casa, como parece que es este caso…. El hombre no tendrá nunca más derecho a ser Padre de sus hijos…solo le quedará el rol al que parece que las instituciones nos quieren relegar: a pagar facturas.
 
Miguel García Simón
Presidente de Guadapamas.